>

Terreno inestable en la costa de Llanes

Publicado el Miércoles 5/06/2013 | Escrito por | Sección: Destacados, Mar y playas

Argayu en la playa de Portiellu en Celorio, Llanes - Celoriu.com

Los argayos en las playas se multiplican por la composición inestable del terreno de nuestra costa y la acción del mar. El Sablón, Portiellu y San Antolín son alguno de los ejemplos actuales de esta situación, aunque presentan importantes diferencias entre sí.

La gran cantidad de agua caída en los últimos meses ha hecho más evidente si cabe la proliferación de desprendimientos del terreno en varias zonas de nuestro concejo llanisco. El argayu en Portiellu del que Celoriu.com alertó hace unas semanas ha ido creciendo, y los situados en San Antolín y el Sablón no tienen solución inmediata  a pesar del riesgo evidente para bañistas y tras varios años en situación límite.

Celoriu.com ha hablado con la experta geóloga Luna Adrados, autora del libro «Costa Oriental de Asturias, un paisaje singular», que muy amablemente ha valorado y explicado para nosotros los motivos de estos fenómenos geológicos, parecidos entre sí para el ojo inexperto, pero con sus singularidades, causas y soluciones diferentes.

En el caso del argayu de Portiellu (Celorio) según nos aclara Luna, se trata de un terreno calizo ( de la época del Carbonífero, con unos 300 millones de años de antigüedad).  Es un terreno resistente en el que no es muy habitual que haya argayos, ya que no suele desprenderse. En el caso de Portiellu lo que se está desestabilizando son las arcillas de decalcificación que se encuentran depositadas sobre ciertas zonas. El paisaje kárstico como el de Portiellu se compone por cuetos (zonas elevadas) y dolinas (zonas deprimidas). En las dolinas se acumulan estas arcillas, y cuando se disuelve la caliza, si ésta no es muy pura, las arcillas van precipitándose.

En este caso la acción marina ha ido excavando la zona inferior y ha cortado una dolina a la mitad, por lo que todo el relleno de arcillas de decalcificación se derrumba, y al quedar a la vista del mar es normal que se produzcan estos desprendimientos. Su evolución es rápida, y no se espera que el argayu aumente significativamente de dimensiones de forma inmediata, si bien más arcilas podrían caer próximamente.

En San Antolín el caso es diferente. Está sobre cuarcitas del Ordovícico (de hace unos 500 m.a.), de la formación «Barrios» que es una cuarcita que se extiende hasta algunas zonas del sur de Francia. Esta formación sobre San Antolín es de las rocas mas antiguas de Llanes. Es una roca muy resistente, compuesta un 90% de cuarzo que es el 2º mineral mas duro que existe.  La ventaja que tiene esta roca es que tiene una red de fracturas muy densa que hace que no se desmorone, por lo que suele tener encima un manto de alteración, una cobertura muy importante de otros materiales compuesto por clastos sueltos. Lo que se está desmoronando es este manto, inducido por la acción marina. Hay que pensar que la colina afectada en San Antolín tiene una orientación noroeste, que es precisamente de donde viene el oleaje y los vientos más fuertes, y consigue socavar la ladera.

El desprendimiento de San Antolín podría aumentar en los próximos meses - Celoriu.com

El desprendimiento de San Antolín podría aumentar en los próximos meses – Celoriu.com

Según nos confirma Adrados, San Antolín tiene una parte superior muy deslizada y es previsible que termine de caer bastante pronto, incluso en pocos meses. Sin embargo no lo achaca a la extracción de áridos para la construcción de la autopista como se llegó a escuchar hace tiempo, sino que lo considera parte del proceso de erosión normal de una ladera muy expuesta al mar y al viento. Si se quisiera proteger o ralentizar el inevitable  proceso, lo que habría que hacer es revegetar la zona y echar mucha arena en la playa justo en esa zona buscando frenar el mar, pero éste se la acabaría llevando tarde o temprano y sería solo retrasar lo inevitable.

En el Sablón las rocas presentes son calizas del Cretácico, mucho más jóvenes ( 60m.a.). Se trata de las rocas más jovenes que hay en el concejo de Llanes. De hecho esta roca sólo aparece en el paseo de San Pedro y en unos acantilados cerca de los bufones de Santiuste (Pernielles). Estas calizas, al contrario de las Carboniferas, están organizadas en capas finas y tableadas, y lo que ocurre es que como están a favor de la pendiente, van cayendo en lascas. En el caso particular del Sablón la avalancha contrasta con los deslizamientos producidos en la vertiente norte de la punta del Guruñu, ya que la inclinación de las capas hacia el mar hace que en esta zona el acantilado forme paredes exttraplomadas que desprenden fácilmente grandes cantidades de material.

El argayu del Sablón en Llanes tiene una evolución dificilmente previsible - Celoriu.com

El argayu del Sablón en Llanes tiene una evolución dificilmente previsible – Celoriu.com

 Además en esta zona del Sablón se encuentra el límite entre dos composiciones distintas del terreno, por lo que este punto de unión ya es de por sí inestable, y la acción del mar ayuda a acelerar el proceso. La erosión marina va a seguir, asegura Adrados, y además estamos en un periodo geológico en el que el nivel del mar está aumentando. Esto implica que las soluciones que se puedan tratar de aplicar a estos argayos son meros parches y no existe una solución definitiva.

Explicación del proceso que está sucediendo en el paseo de San Pedro - Luna Adrados

Explicación del proceso que está sucediendo en el paseo de San Pedro – Luna Adrados

Como curiosidad, Luna nos señala que e el caso del Sablón ese cabo conocido como la «punta del Guruñu» está protegiendo la villa de Llanes de una erosión que iría mucho más rápido y que de no existir haríá desaparecer el Sablón como lo conocemos hoy en día. Adrados asegura que cuando, dentro de muchos miles de años, la erosión termine con la punta del Guruñu, el mar se comerá rápidamente toda la ensenada del Sablón, ya que está hecha de un material mucho más erosionable que esa barrera natural.

Más a corto plazo, sobre la posible evolución del argayo del Sablón, Adrados asegura que podrán caer nuevos trozos, pero la caliza es una roca muy resistente no cree que tenga una evolución tan inmediata como San Antolín.

En el concejo existen nuevos ejemplos, como en Toranda (Niembro), donde en un desprendimiento en su parte derecha, la caliza tiene un color amarillento, lo que hace pensar que había fracturas previas y caen bloques bastante grandes que se catalogarían  casi como avalancha de rocas más que como argayo.

Lo que si es seguro es que los llaniscos deberemos acostumbrarnos a convivir con estos fenómenos geológicos, tan naturales como la propia evolución del terreno y que no se podrán corregir ni paliar con la acción humana. Según lo que hemos aprendido hoy quizá lo más inminente sea el desprendimiento total de San Antolín, pero el resto de casos son parte de la evolución natural de nuestra costa y se hará dificil impedirla.

Luna AdradosLuna Adrados es Licenciada con grado en Geología por la Universidad de Oviedo. Ha trabajado en el INDUROT (Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio) entre 1998 y 2006, donde realizó trabajos en el litoral oriental de Asturias, entre ellos un seminario de investigación en las áreas de Cué y Cobijeru, donde caracterizó algunas de las formas kárstico-marinas. Es coautora de la «Guía Geológica del Parque Nacional de los Picos de Europa» y autora del libro «Costa Oriental de Asturias, un paisaje singular» que está ya  a punto de sacar a la venta su 2ª edición.

 

Comentarios

comentarios

Etiquetas: , , , , , ,

Comments are closed.