>

Crónica de Celorio (25-1-2013)

Publicado el Sábado 26/01/2013 | Escrito por | Sección: Opinión

Crónica de Celorio de Salva Cué - Celoriu.com

Saludos a todos desde Celorio:

Últimos días del mes de enero, y parece que fue ayer cuando estábamos tomando las “uvas de la suerte” , deseándonos feliz año, y pensando en los buenos propósitos, esos que casi nunca cumplimos, y ya estamos despidiendo el primer mes.

Por el pueblo, pocas novedades, ya que no hay nada de movimiento, ni siquiera los fines de semana. A veces da la sensación de que estamos viviendo en un pueblo fantasma.

En lo referente al tiempo, parece que ya ha empezado a llegar el invierno “de verdad” con frio, lluvia y viento; eso sí, las alertas naranjas, amarillas, los fenómenos costeros y demás historias de los periodistas, por aquí han quedado en muy poca cosa: algún camino inundado, pero no solo por la lluvia, que no negaremos que ha sido abundante, prados mareados, pero “nada del otro mundo”, ya que veías la televisión, escuchabas la radio, o leías algún periódico o pagina web, y tal parecía que jamás había llovido, ventado o nevado en Asturias. Pues aquí seguimos: vivitos y coleando, pese a las “alertas multicolores”, las ciclogenesis explosivas,
los fenómenos “apocalípticos” y todos los operativos de emergencias habidos y por haber. Agradecemos que los meteorólogos se equivoquen en estos casos, pero si fuesen un poco menos “peliculeros” sería mejor para todos. Gracias.

El pasado sábado, y tras una denuncia de un vecino, era precintado por la policía local el camino de “La Calluca”, detrás de la Residencia de ancianos debido a la inundación causada por las lluvias “y otras circunstancias”. El motivo principal era que cuando pasaban los coches, las “olas” que producían, llegaban a entrar por debajo de la puerta de la casa del vecino que con buen criterio puso la denuncia, provocando el corta de dicho camino.  El panorama era verdaderamente tercermundista, con la balsa de agua anegando el camino, los coches con agua hasta media rueda, y lo más patético: las bolsas de basura flotando sobre el agua, por culpa de los operarios del servicio de recogida de basuras, que a la hora de hacer su cometido, y todo según testigos presenciales, se les cayeron las bolsas de dentro del contenedor al agua, y no se dignaron a recogerlas, teniendo que hacerlo por sentir vergüenza ajena, las empleadas de la Residencia, con la consiguiente mojadura “sin comerlo ni beberlo”.

Todo esto, se hubiese evitado, si el ayuntamiento de Llanes, y sus concejales, hiciesen un mínimo de caso, tanto a el alcalde de barrio y sus junta vecinal, que ya lo han solicitado en numerosas ocasiones, a la asociación de vecinos que en varias ocasiones también lo han comentado en varios medios de comunicación, sin recibir ninguna contestación, ni ninguna triste promesa por parte del consistorio llanisco.

A la hora de redactar estas líneas (martes a media tarde), aun quedaba bastante agua varada en dicha zona, pese a que tanto el lunes, como el martes, la lluvia caída en Celorio es poco menos que testimonial, por lo cual, la culpa no es “solo” de la lluvia. Esperemos que se halle pronto una solución por parte de nuestras autoridades municipales, aunque nos parece más que dudoso que muevan un dedo por Celorio. Una vez más, se reirán de nosotros en nuestras propias narices…

También, durante el sábado por la tarde, se inundó totalmente el acceso a “La Plazuela” a través de la calle que separa “La Panera” y la Urbanización “El Bosque”, llegando a cubrir a la altura de la rodilla de varios viandantes. ¿Cuál puede ser el motivo? Además de la lluvia (que si bien fue abundante, tampoco hablamos del diluvio universal), la dejadez municipal a la hora de limpiar las canalizaciones de las aguas pluviales, lo que provocó su taponamiento, y la mencionada inundación de la zona, con los trastornos que ello conllevó a los vecinos. Otro punto inundado, ya tristemente habitual, es el camino que va por “La Peruyal” hacia “Las Tejas” en cuanto caen cuatro gotas de agua. ¿Os acordáis cuando se anunció “a bombo y platillo” las obras para solucionar dicha inundación por el ayuntamiento de Llanes? Pues bien, estamos exactamente igual que entonces.

Quizá la solución sea que se abran las sangraderas que siempre existieron y estuvieron abiertas a ambos lados de los muros.

¿No creéis que “alguien” tendría que hacer que eso se cumpliese? Pues no, de Celorio “pasan”, engañando a vecinos, visitantes, junta vecinal, y a cuantos nos llegamos a creer que “esta vez sí” nos iban a hacer algo de
caso… Y ahora “tachán tachán”… por fin, después de más de un año esperando, y tras estar cubierta por unas tablas colocadas por un vecino, y también antes y después de dichas tablas, “señalizando el peligro” con unas cajas vacías de fruta (como lo están leyendo) el ayuntamiento de Llanes, finalmente se dignó en escuchar al alcalde de barrio y la junta vecinal, además de las públicas denuncias de la asociación de vecinos, mas algún medio informativo, poniendo una tapa metálica “de verdad” encima de la arqueta rota en la acera que va desde “Salgay” hasta “La Xastra”, poniendo fin al constante peligro que suponía pasar por esa zona a oscuras, y pisar accidentalmente dicha tapa.

Puede parecerles todo esto un chiste de mal gusto, pero esta es la realidad que tenemos en Celorio, por culpa de la desidia municipal.  Tenemos que celebrar como un logro que nos pongan una tapa de hierro,
donde ya había otra y se había roto, y tenemos que seguir esperando soluciones a cosas que deberían estar solucionadas “a las primeras de cambio”, como los casos citados anteriormente, además de los cientos y
cientos de baches que hay por nuestros caminos, y que llevan años pidiendo ser tapados, y demás cosas, fruto del pasotismo municipal hacia nuestro pueblo. Esta es la realidad, la triste realidad del pueblo más históricamente turístico del concejo de Llanes.

El pasado jueves, recibíamos la triste noticia del fallecimiento en Oviedo de Doña Mercedes Arenas Rodríguez. Mercedes era una asidua de Celorio desde hace muchos veranos, donde siempre ha sido, tanto ella como su familia, muy querida, y donde había forjado muchas amistades y simpatías. Su funeral de cuerpo presente, se ofició en la Iglesia parroquial de San Juan El Real de Oviedo, el sábado día 19 a las 12 del mediodía, y a
continuación, sus restos mortales fueron incinerados en un tanatorio ovetense. Descanse en paz Doña Mercedes, y reciban nuestras más sentidas condolencias su esposo Antonio G. Millán; hijos Rosa, Toño, María, Maka y Miguel Millán Arenas; hijos políticos Natalia Villanueva, Manuel Fernández(+), Tino García y Miguel Ángel del Viejo; nietos, bisnietos, hermanos políticos, sobrinos, primos y demás familiares.

Por esta semana nada más “y nada menos” que enviar a todos un saludo.

Salva Cué

Comentarios

comentarios

Etiquetas: , ,

3 comments
Leave a comment »

  1. Será que no se pagan impuestos suficientes? Vaya, habrá que subir el IBI entonces…

  2. Gracias Salva por tu cariñoso recuerdo a mi madre, a ella le hubiera gustado porque era muy celoriana, ya veraneaba ahí cuando todavía era soltera (años 40/50) y supo inculcarnos a la familia el amor por el pueblo que todos sentimos como nuestro. Gracias de corazón a todos los que nos habeís acompañado en estos momentos tan dolorosos.

  3. Tal vez me equivoque pero,?ese vecino q denuncio el agua de detrás de la residencia no será el mismo que tapono las " sangraderas " ( desagüe natural para el que no lo sepa ) que permitían el desagüe de la mencionada zona ?