>

«El Arco» de Celorio

Publicado el Domingo 23/09/2012 | Escrito por | Sección: Colaboraciones

José Robledo, "José el del Arco" en Celorio, Llanes - Celoriu.com

José Ignacio Robledo es un mocetón cántabro, de buena planta y con sonrisa agradecida, bonachona y nunca forzada, que ya desde joven sintió afición por los fogones, así que se matriculó en la Escuela de Hostelería de Santander y pronto comenzó su singladura por las cocinas de casas de comidas en Santillana, en Aguilar de Campóo y en su Torrelavega natal, aprendiendo como el dice, lo más básico de cada uno, pero que le serviría a él para ir creando y forjando su propio estilo, muy inducido hacia la cocina tradicional, así que en su casa, en la carretera general en Celorio, no falta en la carta diaria la fabada, las verdinas tan solicitadas de la zona, el cocido cántabro y hasta el cocido de garbanzos todos los fines de semana, que en su casa hay clientes de todo tipo y de varias comunidades autónomas, muchos de Cantabria que al segundo día de estar por Asturias ya piden su particular cocido de alubias con berzas muy troceadas, incluso la olla podrida que citaba Clarín cuando el personal sesteaba en Vetusta y que se han encargado de mantener los burgaleses principalmente y que han tipificado como suya.

José Ignacio lleva desde 1994 al frente de su propio restaurante y por lo tanto ya es conocedor –pero sin confiarse- de las aficiones del viajero, bien sea caminante a Santiago, visitante circunstancial a las playas de Celorio, o turistas con cartera como definía un ministro -creo recordar de la UCD- a los representantes de comercio, sin olvidar los que quieren prolongar el veraneo, aunque solo sea de fines de semana por la comarca oriental.

Cuando le preguntamos a José Ignacio si existen diferencias entre las cocinas cántabras y astures nos dice que sí, pero que son mínimas, que la asturiana es algo más fuerte, basta ver los chorizos mas cargados de pimentón y por lo tanto con mas color y sabor reforzado y la morcilla de los potajes también mas grasienta. Creo que fue Paco Ignacio Taibo I quien aseguraba que en Asturias teníamos la influencia de los gallegos con la cebolla por el occidente y de los cántabros con el ajo por el oriente, pero son diferencias por zonas, no generales, pues lo mismo dicen en Cantabria de las influencias astures o vascas, así se pueden comer unos callos al estilo montañés en El Sardinero muy similares a los nuestros y en cambio los probamos en Potes, concretamente en el Valdecoro del recordado Paco Wences, cargados de especias muy similares a los del estilo leonés, pero exquisitos al fin.

José Ignacio no se queda solo con los cocidos que asegura son su debilidad y prefiere atender él mismo su cocción desde el principio hasta final, porque es sabedor de que la olla que muy rápido hierve, sabor pierde, pero también ofrece al cliente pescados al horno al estilo vasco; el rabo de ternera bien gelatinoso o cualquier otra especialidad que él, José Ignacio, le pone el marchamo de cocina casera que es lo que le agrada demostrar.

Habla de la hostelería con el sentimiento del profesional hecho asimismo, que la cocina es un arte y debe de cuidarse, que sobran los cocineros temporeros que con dos platos se consideran merecedores de estar en la “michelín” y a los dos días están de camioneros y a mucha honra en La Camocha y se olvidaron del fogón en favor del gasoil.

Miguel Angel Fuente Calleja - Celoriu.comMiguel A. Fuente Calleja, natural de Hevia del concejo de Siero, lleva viviendo en Noreña desde 1973 y visitante ocasional en Celoriu desde 1970, aunque conoció mucho antes nuestro pueblo, visitando con su padre un campamento juvenil instalado en un prado situado encima de la playa del Borizu. Cronista Oficial de la Villa de Noreña, es miembro de la Academia Asturiana de Gastronomía y colaborador del suplemento gastronómico Yantar de El Comercio, de la revista Cárnica 2000, del Diario Montañés y de las emisoras de radio de Onda Cero Asturias, medios donde habitualmente comenta sus visitas a la hostelería del oriente asturiano. Aficionado a la fotografía,le agrada recorrer la costa llanisca y plasmar imagenes de las puestas de sol en las playas de Torimbia, en la península del Borizu o desde los altos de Cué.

Comentarios

comentarios

Etiquetas: , , ,

Comments are closed.