>

El Mª Elena se suma a la nochevieja de Celorio

Publicado el Miércoles 29/12/2010 | Escrito por | Sección: Actualidad, Sociedad, Ocio y Cultura

El Bar del Camping Mª Elena de Celorio también abrirá en la nochevieja celoriana.Un total de 5 locales abrirán sus puertas con diferentes ofertas nocturnas para la primera noche del año. Apenas dos días antes se suma el bar del camping Mª Elena de Celorio, que ha decidido sumarse a la ya casi excesiva oferta nocturna para nochevieja. En concreto el Mª Elena ofrece entrada libra a partir de las 00:30h, buena música y consumiciones a precios asequibles. Durante la madrugada se ofrecerán sopas de ajo a los asistentes.

La oferta nocturna queda a estas alturas (y con pocas posibilidades de que se sumen ya más locales), de la siguiente manera:

  • Bar Villamar: Toño abrirá  con consumiciones a buen precio y sopas de ajo. Entrada libre.
  • Club Marítimo: Fiesta para socios y acompañantes ofrecida por el Grupo “Los Lagos” y animada por “Espinocio”. Sopas de ajo y chocolate con churros para los asistentes. 10 € para socios y 15 € para no socios acompañantes. Posibilidad de reservar mesa en julio@maritimodecelorio.es.
  • Bar Époka: Lines y Javi nos ofrecen una fiesta de disfraces con entrada libre desde la 01:00h. Primera consumición gratuíta para aquellos clientes que acudan disfrazados. Sopas de ajo durante la madrugada.
  • Bar Cantábrico: Pedro se suma ahora a la oferta nocturna y ofrecerá consumiciones a buen precio, entrada libre y música.
  • Bar Mª Elena: Entrada libre desde las 00:30h, con buena música y consumiciones a precio asequible. Sopas de ajo para los asistentes.

El efecto patata

Durante los años 60 se produjo una curiosidad en España que los que ya peinan alguna cana quizá recuerden. Parte de la alimentación de las familias celorianas dependía del autocultivo o del comercio local agroalimentario. Se dió la casualidad que hubo un año en el que se sembraron pocas patatas, muy importantes en la dieta de entonces, y el precio de las patatas se disparó. Al año siguiente, al ver las ganancias que podía ofrecer la venta de patatas, muchos agricultores decidieron cultivar patatas. El problema fue que al haber tanta oferta, el precio de la patata bajo mucho. Un año más tarde muchos dejaron de cultivarla y el precio volvió a subir. Este fenómeno se produjo durante una serie de años seguidos en la década de los 60, en el que o había exceso o había déficit de patatas. Es una traducción de la ley de la oferta y la demanda que esperamos que no se traslade a la hostelería. Hemos pasado de no haber prácticamente oferta nocturna en nochevieja a que casi todos los locales de Celorio abran esa noche. Es posible que no haya público para todos, pero esperemos que el año que viene siga habiendo patatas que comprar.

Comentarios

comentarios

Etiquetas: , , , , , , , ,

Comments are closed.